Comenzando a ser poesía

Un día entendí que nuestra historia, no era una simple cuento de amor de un par de jovenes, que comenzaba a ser un bestseller de una novela del mejor autor.

Entendí que lo nuestro no era simple acorde de una canción de amor, que comenzabamos a tocar el estribillo cuando se rozaban nuestros cuerpos.

Entendí que nuestros días dejaban de ser casualidades y comenzaban a ser rutina.

Entendí que coincidir todos los sábados en el mismo bar dejaba de ser casualidad y comenzaba a ser forzado.

Entendí que el mejor despertar dejaba de ser las vista a la calle más bonita de la capital y comenzaba a ser tu espalda descubierta, pidiéndome besos y caricias.

Ese día entendí que lo nuestro iba más allá de una cama, mas allá de un simple polvo que comenzábamos a ser POESÍA.

Entradas más leidas

Un camino diferente - Capítulo 1